‘Valledupar se Reconstruye con Moral’ le apuesta al turismo y la gastronomía desde los corregimientos

El pasado fin de semana la familia Morales Troya estuvo visitando varios de los corregimientos de Valledupar. Las Casitas, Los Calabazos y Valencia de Jesús fueron los protagonistas de este ‘puerta a puerta’. Los habitantes de cada uno de ellos fueron testigos de la unión familiar y el fervor de servir en este proyecto y cómo ha ido evolucionando a medida que va creciendo con los días.

Hoy vemos que los corregimientos ribereños siguen en el olvido por la administración municipal, continúan con la ineficiencia en la prestación de servicios públicos y también por la carencia de una política pública de inclusión a la economía local. Cuentan con talento humano cualificado, pero no está en sinergia con las ofertas laborales de Valledupar. Los Calabazos y Las Casitas a pesar del potencial acuícola, turístico y de economía verde, son sitios de pobreza.

Por ende, estas visitas hacen parte fundamental para el reconocimiento de todas esas dolencias que por años han sido archivadas. Hoy por hoy, ‘el Alcalde del pueblo’ abre sus oídos y corazón para escuchar al pueblo, como tanto lo han pedido.

Por eso, ‘Valledupar se Reconstruye con Moral’ le apuesta al turismo y gastronomía del municipio. Para la muestra un botón: Valencia de Jesús cuenta con una ubicación estratégica, historia religiosa e industria agroindustrial. Estas fortalezas se potencializarán con el fin de que Valledupar progrese de forma constante.

Ver también

Gobierno del Cesar le cumplió a niñas, niños, adolescentes y jóvenes

El Gobierno del Cesar durante este cuatrienio ha trabajado para garantizarle los derechos a niñas, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *