Lisa Pisano, segunda persona en el mundo en recibir un riñón de cerdo

Una mujer de Nueva Jersey se convierte en la segunda persona en el mundo en recibir un riñón de cerdo genéticamente modificado, ofreciendo esperanza para miles de pacientes en espera de un trasplante.

Un avance médico histórico:

Lisa Pisano, de 54 años, padecía de diabetes y una grave insuficiencia renal y cardíaca que la tenían al borde de la muerte.

En un procedimiento pionero, Pisano recibió un riñón, un timo y una bomba cardíaca de un cerdo genéticamente modificado.

Esta cirugía representa la segunda vez en la historia que se realiza un trasplante de riñón de cerdo a un ser humano vivo.

El trasplante fue realizado en el NYU Langone Health de la Universidad de Nueva York.

Un rayo de esperanza para muchos:

Más de 103.000 personas en los Estados Unidos esperan un trasplante de órgano, y muchos mueren antes de encontrar uno compatible.

Los xenotrasplantes, como el de Pisano, ofrecen una alternativa prometedora para aliviar la escasez de órganos.

El uso de cerdos genéticamente modificados reduce el riesgo de rechazo del órgano por parte del cuerpo del paciente.

Un futuro esperanzador

El éxito del trasplante de Pisano abre nuevas posibilidades en el campo de los trasplantes de órganos.

Los científicos continúan investigando y perfeccionando las técnicas de xenotrasplante para ofrecer una esperanza real a miles de pacientes en todo el mundo.

La historia de Lisa Pisano es un hito en la medicina y un símbolo de la constante lucha por salvar vidas.

Oportunidad de tener una vida mejor

«Cuando se me presentó la oportunidad, pensé: »Tengo que intentarlo»», manifestó Pisano, en una rueda de prensa celebrada el miércoles, desde su cama en la unidad de cuidados intensivos. «Lo he intentado todo y he agotado todos los demás recursos», explica, con la esperanza de «pasar tiempo con mis nietos y jugar con ellos».

«Todo lo que quiero es la oportunidad de tener una vida mejor», expresó después, en un comunicado. «Tras ser descartada para un trasplante humano, supe que no me quedaba mucho tiempo. Mis médicos pensaron que podría haber una posibilidad de que me aprobaran recibir un riñón de cerdo editado genéticamente, así que lo comenté con mi familia y mi marido».

Ver también

Trucos para que el café no te manche los dientes

La sonrisa es una de las expresiones más importantes y recurrentes en la vida social …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *