Inició la construcción del Mirador de Santo Ecce Homo, en Valledupar

Impulsar el turismo religioso, ambiental y deportivo en Valledupar es el propósito del Gobierno del Cesar con el inicio de la construcción del Mirador de Santo Ecce Homo, una obra que cumple con los anhelos de la feligresía y ciudadanía vallenata en general.

“Un deseo pedido en oración por el obispo de Valledupar, Oscar José Vélez, de nuestros fieles católicos y que ahora puede llevarse a cabo gracias a la intervención del Gobierno del Cesar. Estamos llenos de alegría por esto”, dijo el sacerdote Iver De La Cruz, párroco de la Catedral Santo Ecce Homo, luego de dar su bendición al inicio de los trabajos de infraestructura.

La obra cuenta con componentes técnicos, ambientales, sociales y culturales, que incluyen escalera de acceso, capilla, cafetería, bodega, cuarto de control, baños, ascensor, jardín, mirador, escalera para segundo piso y circulaciones.

Esta es una de las apuestas del Gobierno que lo hizo Mejor y se trata de un proyecto de ciudad. El 100% de la vía de acceso está intervenida y ya hay avances en la cafetería, capilla, baños y se comenzaron trabajos en la parte alta del mirador, con los pasamos y las estructuras metálicas.

“Este mirador será un ícono para el turismo religioso, para la ciudad de Valledupar, para el departamento del Cesar. Serán muchos los devotos que vendrán a conocerlo, tomarse fotos y hacer sus peticiones. El futuro de Valledupar está en este tipo de proyectos: estamos haciendo el mirador de Santo Ecce Homo, el Parque de la Vida, proyectos sostenibles a través del tiempo, que nos van a permitir tener turistas, mejorar los ingresos y diversificar la economía en la ciudad”, señaló el gobernador, Andrés Meza.

De acuerdo con la proyección de trabajo, se espera que para el mes de abril se tenga habilitada la capilla para eventos religiosos correspondientes a la Semana Santa. “Para nosotros, en la Diócesis de Valledupar, es un regalo, es una gracia de Dios ver que podemos llevar a feliz término esta primera etapa. Se convierte en un lugar de peregrinación. Es un lugar para caminar en un encuentro con Dios”, concluyó el sacerdote Iver De La Cruz.

Ver también

Nuevo capítulo del cinematográfico robo de un carro de valores en Valledupar

Mientras las melodías de la caja, la guacharaca y el acordeón hacían eco en Valledupar, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *