El atentado que un año después acabó con la vida de «Iván Márquez»

El excomandante de las Farc, y desertor de la paz, murió un año después de resultar herido en un ataque de mercenarios en Venezuela, donde se escondía hace varios años.

En julio de 2022, una versión sobre el posible paradero de Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, cabecilla de la disidencia de la Segunda Marquetalia de las Farc, tomó fuerza en el país. En ese momento se llegó a decir que el excomandante de las Farc estaba herido de gravedad en un hospital de Caracas, Venezuela, tras un ataque el 30 de junio.

“Márquez estaría gravemente herido y habría sido llevado de urgencia desde el sitio donde le hicieron el atentado hacia Caracas, a bordo de un helicóptero”, revelaron fuentes venezolanas a la revista Semana.

En ese momento, el ministro de la Defensa, Diego Molano, aseguró: “La información que tenemos es que en una presunta confrontación de las diferentes facciones de las disidencias de las Farc (su muerte) hubiera podido suceder. Sabemos que estaba en Venezuela, sabemos que a lo largo de estos últimos meses estaba buscando salir de Venezuela”.

Información de inteligencia confirmada luego por el entonces presidente Iván Duque, indicaba que el comandante de las disidencias de la Segunda Marquetalia había muerto por el ataque de un grupo militar no determinado.

Entre las versiones, lo único que se pudo confirmar fue que el grupo con el que se movía Márquez sí había sido atacado. Sin embargo, la muerte del cabecilla era todo un misterio y una ramillete de versiones. La primera era que había sido asesinado por las disidencias lideradas por alias Iván Mordisco, que buscaba el dominio total de la frontera entre Colombia y Venezuela y los réditos que dejaban los negocios del narcotráfico con los mexicanos, a quienes les despachaban cocaína.

Esa hipótesis parecía coincidir con lo que estaba pasando en las filas de las disidencias. Desde hacía varios meses, Iván Mordisco le había declarado la guerra a Márquez, y en medio de ella fue que murió alias Gentil Duarte, otro cabecilla criminal que quería expandir la mafia.

El Paisa, Jesús Santrich, Romaña e Iván Márquez habían aparecido tres años atrás, en 2019, en un video en el que le declararon la guerra al Estado argumentando unas supuestas faltas de garantías al proceso de paz al que justamente se habían acogido en 2016 con la guerrilla de las Farc.

La otra teoría era que un grupo élite integrado por la Policía colombiana, un comando de inteligencia militar y agentes de agencias gringas estaban cazando a los miembros de las desaparecidas Farc que saltaron el cerco para encontrar refugio en Venezuela y seguir traqueteando. Esta es una versión que empezó a sonar cuando se conoció de la muerte de alias El Paisa y de la que las autoridades nunca han entregado una versión oficial.

elcolombiano.com

Ver también

Fallece policía del Cesar en ataque de las disidencias de las FARC en el Cauca

Diego López Domínguez era el único varón del hogar conformado por los campesinos Diego López …