$150 millones por asesinos de un policía en Valledupar

Una recompensa de hasta $150 millones de pesos entregarán las autoridades a quienes entreguen información sobre los delincuentes que acabaron con la vida del subintendente de la Policía, Víctor Alfonso Gutiérrez Bolívar.

El crimen ocurrió la noche del sábado 25 de noviembre en la comuna 5 de Valledupar, a la altura de la Institución Educativa Bello Horizonte, sede Villa Yanet, en el noroccidente de la ciudad.

“Condenamos el vil asesinato del subintendente Víctor A. Gutiérrez Bolívar, en Valledupar, tras requerir a 2 sujetos que se movilizaban en moto. Al parecer, alias ‘Quilla’ fue quien disparó y el otro sicario huye herido. Ayúdenos a ubicarlos. Recompensa de hasta $ 100 millones”, publicó el general William René Salamanca, Director de la Policía en Colombia.

Gutiérrez Bolívar se desplazaba en una motocicleta junto con otro uniformado, cuando interceptaron a dos sospechosos que también se desplazaban en una motocicleta. Al solicitarles una requisa, el parrillero desenfundó un arma y le propinó un tiro en el rostro a Gutiérrez Bolívar, quien era el conductor de la patrulla, conoció QuintoPoder.com.co

Su cómplice huyó en la moto, mientras que el asesino corrió y estuvo a punto de ser alcanzado por otra patrulla que circulaba por el sector y se percató del hecho. Los uniformados corrieron tras él, pero logró escabullirse. La persecución quedó grabada en una cámara de seguridad.

El subintendente Víctor Alfonso Gutiérrez Bolívar llevaba 17 años en la institución. Estaba adscrito al CAI del barrio Garupal, era oriundo de Ponedera, Atlántico, y era padre de dos hijos. El próximo martes iba a disfrutar de 5 días de descanso y estaba pendiente de un traslado a su tierra natal.

Este crimen ha generado consternación en Valledupar y en todo el país. La Policía Nacional ha manifestado su compromiso de esclarecer este caso y llevar a los responsables ante la justicia.

Ver también

Nuevo capítulo del cinematográfico robo de un carro de valores en Valledupar

Mientras las melodías de la caja, la guacharaca y el acordeón hacían eco en Valledupar, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *